Tipos de Aceite de Oliva

Las clases de aceite de oliva pueden clasificarse atendiendo a diferentes criterios, la clasificación más común es la que aparece etiquetada en los envases de aceite comercial para consumo.

Esta clasificación de aceites de oliva no es demasiado clara, por lo que lleva a la confusión a muchos de sus consumidores en la elección del aceite. 

Existen distintas variedades de aceites de oliva, así como diferentes calidades, no quedando bien explicado en las etiquetas del envase. 

Los tipos de aceite de oliva según la aceituna, se pueden clasificar en función de su calidad, grado de acidez, métodos de extracción y características sensoriales, como el olor, sabor y color.

Aceite de Oliva Virgen Extra

Este tipo de aceite se extrae de forma exclusiva, por medio de procedimientos mecánicos con un grado de acidez máximo del 0,8%.

Este resultado se obtiene gracias a un análisis en laboratorio, con una relación directa a la cantidad de ácidos grasos libres que contiene el aceite.

 Estos se producen porque la totalidad de la aceituna no está en su estado óptimo de salud.

Cosa que sucede en las aceitunas que han sido recogidas del suelo, las picadas o fermentadas. Por ello, cuanta menor acidez, más alta es la calidad del fruto y por tanto, del aceite producido.

Aunque influyen otras características, que muestran por el proceso que han sido tratadas estas aceitunas.

Es decir, gracias a una analitica detallada, se puede saber si un aceite de oliva virgen extra presenta defectos que puedan poner en duda su virginidad extra o si ha sido modificado.

La Organización de Consumidores y Usuarios, lo demuestra gracias a los controles que realiza habitualmente, para detectar cualquier tipo de fraudes.

Todos los procesos y estudios a los que son sometidos estos aceites, garantizan al consumidor la calidad del mismo, ganando así el título al aceite con más calidad del mercado. 

Este aceite se caracteriza por un color verde intenso, un sabor afrutado y vivaz, que a la vez potencia su aroma al máximo, suele utilizarse para su uso en crudo.

Aceite de Oliva Virgen

Este tipo de aceite se obtiene de la misma manera que el virgen extra, lo que los diferencia son sus grados de acidez.

El grado de acidez del aceite de oliva virgen no puede superar el 2% de este ácido. Esto se traduce a que los ácidos libres suele tenerlos más elevados, debido a que la aceituna está en una etapa de maduración distinta.

Es importante mencionar, que tras pasar por el control de calidad, las aceitunas tratadas pueden ser consideradas para aceite de oliva virgen extra, pero que tras una cata de expertos se determine que no cumple con los requisitos para ser vendido como extra.

Es decir, explicado de forma sencilla, esto quiere decir que un aceite de oliva virgen se diferencia principalmente en su sabor o aroma del tipo virgen extra.

Este tipo de aceite suele utilizarse en mayor medida para cocinar, pues su sabor suele ser más suave y contiene una cantidad pequeña de compuestos orgánicos y antioxidantes naturales. Considerado el segundo con mayor calidad del mercado.

Aceite de Oliva Lampante

El aceite de oliva lampante es el jugo que resulta de las aceitunas de una calidad más baja, la mayoría de las veces con las últimas aceitunas de la campaña.  

Estas aceitunas han sido, o bien recogidas del suelo o ya en proceso de fermentación, dan como resultado un aceite con un grado de acidez que supera el 2% y varios defectos importantes, que lo hacen no apto para el consumo humano. 

Ha sido declarado como el aceite de peor calidad, ya que produce mucha acidez, con un fuerte sabor y un olor un tanto desagradable.

Al igual que la OCU pasa controles en los otros tipos de aceite, este también es sometido a ellos, para evitar fraudes entre los productores y refinadores.

 La comercialización de este tipo de aceite está prohibida, debido a sus pésimas características, para su consumo en necesario refinarlo.

Aceite de Orujo

Este aceite es una mezcla de los aceites de oliva vírgenes y los aceites obtenidos con procesos químicos a partir del residuo sólido de la aceituna, conocido como orujo. Tiene un grado de acidez que  no supera el 1´5% siendo apto para el consumo humano.

El orujo se almacena en depósitos especiales durante toda la campaña de la aceituna, que después es recogida y se traslada a las orujeras. Esto no es más que las fábricas donde se realiza el proceso de extraer el aceite de oliva de orujo y otros productos utilizados para la cosmética.

El aceite de orujo se considera que es apto para el consumo de las personas, de hecho es el producto utilizado en la mayoría o en la totalidad de los bares y restaurantes, pues cumple con una función para engrasar ideal para planchas, freidoras o incluso en crudo, a un coste mínimo.

Como es lógico, debido a sus características, a pesar de ser apto para consumir, no cuenta con los beneficios que ofrecen los aceites de oliva virgen extra de una calidad superior.

Debido a que se trata de una grasa menos densa y más procesada, impregna en mayor manera el alimento, por lo que suele aportar más calorías a las comidas y platos preparados con este tipo de aceite. ¡Así que cuidado con su uso en exceso!

Recomendaciones

Tras la explicación de todos los tipos de aceite que puedes encontrar en el mercado, en Olidul puedes encontrar un aceite de calidad, perfecto para consumir y obtenido con los mejores métodos para hacerlo. 

Además, nuestra empresa destaca por su producto estrella, el Aceite de Oliva Virgen Extra de Olidul, con unas fascinantes propiedades ideales para tu salud.

Gracias a su composición nutricional es el mejor aceite de oliva, perfecto para una buena dieta, pues cuenta con numerosos beneficios, entre ellos, el más destacable de todos, la disminución del riesgo cardiovascular. 

Prueba nuestro especial aceite de oliva virgen extra, con un color verde intenso, un sabor afrutado y suave, así como un aroma único. Exquisito para consumir en crudo debido a su suavidad, ¡regala su exquisito saber a tu paladar!

Contáctanos

Consentimiento

3 + 5 =